martes, 25 de octubre de 2011

Manifestaciones de violencia, física y psicológica.



Naturaleza y manifestaciones de violencia.
Por
María Luisa Estévez.

Santiago.- Sometimiento persistente complicado que es fuente de  provocación,  amenaza, o causa de dolor físico o emocional a una persona, o a una comunidad. La cualidad fundamental es la intención expresa e implícita de originar ese malestar.

La subjetividad de las implicaciones, dependiendo del grado de aprendizaje de cada sujeto, permite que las distintas formas de violencia sean digeridas, asimiladas, consensuadas, e interpretadas y hasta justificadas de distintos modos, prestándose esto a lamentables y dañinas confusiones sobre el tema de la violencia, lo que permite la continuación de su circulación.

Por violencia se entiende, como  las clases  de actitudes y actuaciones  expresadas en aquellas direcciones o situaciones que, de forma pensada, incitan, o amenazan.

 La violencia es el tipo de interacción humana que se manifiesta en aquellas conductas o situaciones que, de forma deliberada, provocan, o amenazan con hacerlo, un daño o sometimiento grave (físico o psicológico) a un individuo o una colectividad. Causan daño, y exigen o rendición grave (físico o psicológico) a un sujeto o una población.

La violencia tiene múltiples escenarios, que no es más que una muestra de lo que el individuo es en su aspecto personal interno, manifiesto en su conducta social con sus relaciones con los demás, en las distintas etapas de su vida.

Se causa daño emocional y físico de muchas maneras, directa e indirectamente, y a veces son males irreversibles para quienes lo padecen, ya que trauman psicológicamente modificando la estructura psico emocional, causando
Trastornos, y desencadenando reacciones diversas, tanto a nivel físico, como espiritual.

Violencia Psico –emocional: es un tipo de sugestión y coerción producida en las relaciones, manifestadas en omisiones, silencios, sarcasmo, burlas, negaciones, también intimidaciones, prohibiciones, evaluaciones, devaluaciones, abandonos, insultos, y demás gestos y actitudes, comportamientos que molestan, humillan, y aterrorizan a la victima.

Violencia económica: Sucede a nivel familiar, de pareja, y en términos de políticas estatales y oficiales, la jerarquía económica establece poder, control, sumisión. Desamparo, falta de seguridad, y por ende relaciones de control, abusos de poder, subordinación, y desamparo.

La Violencia física: es una de las formas mas populares y comunes, en nuestro país se ha desatado una ola de maltratos y crímenes contra la mujer, de manera traumática, escandalosa, esta violencia deja señales, mallugaduras, arañazos, traumatismos, hematomas.

Esta, deja a la victima sumida en expresiones de rencor, ira, vergüenza, coraje, impotencia, y neurosis, que ocasiona consecuencias graves para la estabilidad de la persona y de la  familia. En algunos países como Los Estados Unidos, esta manifestación tiene sus métodos para evitar ser detectado, probado. E implica serias consecuencias legales, y penales.

Maltrato a ancianos: Las conductas descorteces, agobiantes, incitadoras, provocadoras, desconsideradas, lacerantes moral o físicamente, que atentan contra la dignidad y la estabilidad física y emocional contra un anciano, es violencia, y maltrato.

Violencia Maltrato conyugal: Tiene muchas vertientes, en el sexo, en el trato psicológico afectivo, en lo económico, en las relaciones familiares. Todo lo que moleste, haga sentir mal, degrade, humille, limite el desarrollo de la mujer, o del hombre, su paz interna, es violencia conyugal, si procede de parte de este.


Maltrato Infantil: Incluye, maltrato físico, maltrato sexual, abandono, y abuso emocional. Los mayores, adultos propician luego muchos tipos de maltrato a los niños, y se realiza consciente e intencionalmente, y además por una cultura insana aprendida, e inconsciente, que causa muchas secuelas y afecta su salud emocional y psicológica.


Violencia Laboral: Es aquella ejercida por los mandos de mayor jerarquía con empleados subalternos, que va desde desnaturalizar las funciones del puesto, hasta desviar los canales de circulación de asuntos laborales, con el fin de drenar, limitar, desautorizar, devaluar, y desestimar a una persona en su posición.


El abandono: Crea un desamparo aprendido, sufrido, que marca, estigmatiza, duele, daña, lacera moral y psicológicamente trauma. Un abandono de parte de los que están supuesto a representar, y ser los protectores, y cercanos solidarios, desde el punto de vista legal, social, y humano, es causa de trastornos de personalidad, u otros aspectos psicológicos,  y aunque en casos aislados se puede convertir en fenómeno de desarrollo extraordinario, en la mayoría de los casos, es factor de atraso e inhibiciones.


Causas de la violencia:

Para la mayoría de las personas consultadas la violencia se da por factores como, falta de orientación, es lo que se conoce y se tiene aprendido, así sucedió con ellos, y el resto de su familia.

Las drogas, las adiciones son fuentes de violencia, el alcohol, el cigarro, y demás incitadores nerviosos.

El factor socio económico, es motivo de tensiones, y estrés laboral, social, y familiar, como consecuencia del estrés personal.

Las estructuras sociales y familiares, causan fricciones, y desgastes físicos, y psicológicos, de manera que existen miembros afectados por el uso y abuso de sus capacidades y recursos.

Trastornos de la personalidad y de los impulsos, causan estallidos de violencia, y conflictos en la pareja, en lo laboral, y social, la falta de tratamiento y diagnostico psicológico.

 Las causas de la violencia en sus distintas manifestaciones y terrenos, o áreas, son de naturaleza inherente a la humanidad, desde tiempos inmemoriales, el hombre es rebelde por naturaleza, violento por instinto, en gran medida.

La violencia, puede ser una degeneración del estrés y de la angustia social, de los procesos de crisis, una mutación  de los factores sociales, económicos que afectan y modifican la cultura, a través de un impacto psicológico eventual.


Factores de riesgos:

La violencia aunque tiene tres principales factores afectados, que son: factores de índole, morales, físicos, y psicológicas, causa muchas maldades y desordenes a nivel sociocultural, y en la salud de las personas, implicaciones legales, y acarreo de expedientes delictuosos, por lo que su costo para el Estado, y para la sociedad, es una secuela negativa de su existencia.

Lesiones físicas, homicidios, robos, mutilaciones, asaltos, traumas, problemas de salud mental, abordamientos a las drogas, malformaciones en fetos, criaturas concebidas en ocasiones aberrantes, y la producción de seres traumados, deformes.

Sociedades agobiadas, amargadas,  angustiadas, y aberradas.

Consecuencias Psicosociales:

Degradación social, moral, falta de principio. La violencia puede degenerar en estilos y formas de violencia como el narcotráfico, la transgresión organizada, el crimen, los sicariato, secuestros, suicidios, homicidios, y demás transgresiones y delitos.

Los alcances de los danos psicosociales engendrados en la violencia en cualquiera de sus manifestaciones son aun desconocidos, o si no, ocultados, no tratados, diferidos, por los sistemas sociales y de gobiernos.

La practica sistematizada, permitida, ignorada de la violencia en una sociedad  significa la mutación del régimen de valores de los supervivientes como consecuencia de la propia violencia colectiva.

 Así que las costumbres culturales y las creencias mágicas religiosas, culturales y sociales son destruidas y sustituidas por nuevas ideas próximas, provenientes, o como consecuencia de la memoria de lo vivido, y  de unos elementos habituales arruinados.

Será  que las secuelas son inmedibles y no exactamente registrable en los anales oficiales, ni particulares porque la violencia, o sus resultados, manifestados son incontables a la luz objetiva, y obedece a patrones subjetivos, fáciles de manejar y desvirtuar, sin embargo, urge sea tratado el tema de los resultados, alcance e influencia de la violencia en términos psicosociales. Podría ser la causa de males presentes preocupantes.



Efectos de la violencia en la salud mental:

En efecto la violencia en cualquiera de sus expresiones es causa de confusión, decepción, ansiedad, y disociación en la persona.

Sentirse negado es chocante para la realidad de la persona que debe ser negada no obstante el sujeto estar consciente de su existencia.

Significa que nada de lo que tiene entendido es así, que sus vivencias, sentimientos, registros, son falsos, que lo que experimenta a través de sus sentidos no es real, y todo esto crea una conmoción hormonal, sensorial, metabólica, y a nivel de su estructura mental y psíquica.

O verse obligado, sujeto a prescindir de sus recursos, bienes personales, familiares, sociales, es un impacto devastador para su mente. Una agresión a su disposición cerebral. Listo para defenderse de la hostilidad, ha  desencajado en su orden y expresión, en su comportamiento y asimilación habitual del medio.

En lugar aparece un ser desequilibrado, desadaptado, afectado, e incapacitado en su estabilidad.



Sugerencia para disminuir la violencia:

Fortalecer una filosofía de vida, basada en principios de sabiduría científica y mística, que creen una cultura de valorar la paz, el desarrollo, el bienestar, y la calidad de ser y sus acciones.

Promover temas como la hermandad, ética, solidaridad, tolerancia, respeto, valoración por las diferencias étnicas, culturales, políticas, sociales, religiosas.

Asegurar leyes, aplicaciones, tendentes a normalizar y restringir la violencia.

























1 comentario:

  1. LA VIOLENCIA, ES DIGNA HIJA DE LA INSASTIFACCIÓN Y LA IRRESPOSABILIDAD

    ResponderEliminar